Carta abierta a JJ Franco por el Dr. Cruz-Fernández

JJ Franco,

Este mensaje te lo envío a ti y se lo envío a otras personas del gremio teatral para que sirvan como testigos. Por medio del mismo te comunico que han llegado hasta mí unos screen-shots de tu blog en los que aparece algo aludiendo a mi persona, insinuando que a Piedad Castaño yo no le di crédito por un texto que ella adaptó. En primer lugar, putrefacto Franco, averigua antes de hablar sandeces. La adaptación de Piedad Castaño de la obra de Lorca no es un monólogo, es un diálogo, es decir, una conversación (real) entre doña Rosita y la tía. La mía, mi adaptación, la que tú viste el 27 de mayo en Casa de la Cultura Navarrete, es un monólogo adaptado por mí; la concebí como un sueño de la protagonista. Yo leí la obra de Lorca, hice un estudio de la psicología del personaje y en base a ello escribí ese monólogo. En el proceso de escribir el monólogo leí trabajos del psicoanalista Carl Jung y del mitólogo estadounidense Joseph Campbell. (Hasta donde tengo conocimiento, Piedad Castaño para su adaptación no leyó nada adicional). En mi monólogo intento ilustrar la posible psicología de doña Rosita; asimismo empleamos la metáfora de la lluvia como alusión a su posible conflicto interior.  Mi trabajo es muy distinto al diálogo simple que Piedad adaptó entre doña Rosita y su tía. Cuando leí el diálogo de la señorita Castaño, intuí que había que hacer algo y fue lo que hice: hice algo; ahora, ¿qué has hecho tú, JJ Franco? 

 

Así que te recomiendo que averigües antes de aludir a mi persona a través de tu inmunda, roñosa y cicatera boca o a través de tu mal redactado “blog”, que no leo, pero del que de vez en cuando me cuentan. Cuando he echado un vistazo, me encuentro con un sin número de horrores ortográficos que al verlos no tengo más opción que restar crédito a las tonterías que narras, si es que a eso se le puede llamar narración. A mi modo de ver, puros chismes de “mujercitas de caserío”.

 

Me extraña que no investigues antes de hablar por hablar: ¿Y no eres de la prensa? ¿Eres periodista? Los periodistas que conozco investigan. ¿Para qué periódico trabajas? ¿Escribes para el New York Times, por ejemplo? ¿Te conocen en el Lincoln Center? ¿Criticas las obras del BAM en Brooklyn? ¿Eres una autoridad, de dónde? Será el sereno, pero intuyo que no eres nada ni nadie en el mundo teatral. Te crees una eminencia, sin embargo, no hay constancia de ello. ¿Dónde están tus títulos? He mirado algunas cosillas que de tu blog me han mandado y para ser un periodista tu ortografía da asco, pena y vergüenza, por lo tanto —en mi opinión– lo que dices carece de valor. Si deseas, este otoño estaré impartiendo un curso de gramática avanzada en Queens College, quizás podrías matricularte. De paso, tomas mi curso de Cultura y civilización española, así puede que te humanices más y puedas dejar tu afición al chisme, y en vez de pasarte la vida chismorreando sobre los demás, quizás puedas cultivarte y, al fin, crear algo artístico. Creo que aún estás a tiempo de salir de tu aparente frustración artística, ¿cómo? Cultivándote, estudiando y creando arte.

Te sugiero que tengas mucho cuidado al hablar de mi persona, todos saben quién soy, cómo soy y cómo trabajo. Aquí en Estados Unidos y en todas partes del mundo soy el doctor Cruz-Fernández. Tú, ¿quién eres? 

 

Emir Cruz

CUNY, The Graduate Center
365 Fifth Avenue
New York, NY 10016

Ni te molestes en responder por este medio, porque tu e-mail inmediatamente será bloqueado.

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.