Algo del teatro venezolano por Rómulo Páez

En el Día Internacional del Teatro, 27 de marzo, el actor, director, titiritero y escritor venezolano Rómulo Páez nos cuenta sobre el teatro venezolano.

ALGO DEL TEATRO VENEZOLANO

por Rómulo Páez

El teatro venezolano ha tenido la suerte de haber contado con involorables pioneros en las artes escénicas, no solo con personalidades de otras naciones, sino también con personalidades representantes del teatro venezolano. Pero no encontraba por donde empezar este trabajo, porque yo buscaba algo de aquello que encontré en el ambiente teatral en mis años juveniles y que me ha ayudado el resto de mi vida no solo como teatrero sino como ciudadano: La solidaridad, la honestidad y el profesionalismo.

Buscando ideas, información sobre lo que me interesaba me encontré con un artículo escrito por A. E. Moreno Uribe, periodista, dramaturgo, escritor y crítico de teatro venezolano en EL ESPECTADOR VENEZOLANO* con el título Nueve pioneros del teatro moderno venezolano. Al leerlo me vino a la memoria lo que andaba buscando. Uribe Monero menciona en su escrito los nombres de las personalidades de teatro que nos visitaron y se quedaron, las fechas de sus nacimientos, los momento de sus llegadas a caracas, las razones que los llevaron a incursionar en nuestro país, su dedicación al teatro y lo que proyectaron a sus alumnos, los que luego fueron nuestros maestros. Claro que yo lo que persigo es otra cosa, relatar si se quiere un poco de mi experiencia. A este respecto me gustaría compartir la experiencia de aquel muchacho inculto, guapetón y hasta grosero, pero que al mismo tiempo era tímido y que vivía en el 23 de enero al comenzar a estudiar y/o asistir a los eventos de teatro, porque su sueño era ser “artista“.

Una de las cosas que Uribe menciona en su artículo al hablar de esos nueve pioneros del teatro venezolano son los razonamientos del psicólogo social y crítico de teatro Rubén Monasterios, cuando éste señala que:

en casi todas las áreas del quehacer teatral, siendo particularmente productiva en lo referente a la formación para el arte dramático por cuanto como directores modelaron estilos de puesta en escena más problematizados estéticamente y de mejor acabado formal, introdujeron  en el ambiente a numerosos autores extranjeros relevantes de la época  y a su vez promovieron nuevos dramaturgos nacionales al tiempo que  formaron actores y actrices, sin quienes no se habría desarrollado nada sobre los diversos escenarios del país”.

(Agustín Cuzzani)

   Cuando aquel muchacho del 23 de enero empezó a hacer teatro, ya eso que señala Uribe en voz de Monasterios estaba caminando, tan es así, que su debut como actor en el Teatro Nacional fue al lado de Ruben Monasterios en la Farsátira, “Una Libra de Carne”, un nuevo género en la escritura dramática creada por el dramaturgo argentino Agustín Cuzzani que unió la sátira a la farsa para crear una nueva innovación genérica teatral. Una libra de carne fue montada bajo la dirección de Humberto Orsino para el Grupo de Teatro Máscaras y fue un montaje cónsono con lo que hemos podido leer en la cita anterior.

Pero antes de continuar acerca de los pioneros del teatro moderno venezolano, quiero primero hacer una consideración muy brevemente a la importante labor que se llevó a cabo antes de la llegada de esos pioneros, por los pioneros del teatro venezolano. Apartir de los años de 1935 un grupo de personalidades de teatro: actores, directores, dramaturgos e intelectuales venezolanos con sus trabajos escénicos prepararon el ambiente que les abrió las puertas a nuestros pioneros del teatro moderno venezolano.

(Arturo Uslar Pietri)

Estos pioneros criollos del 1935 en adelante le dieron un gran aporte a la actividad teatral, sobre todo en lo relacionado a la dramaturgia y a la creación de organizaciones teatrales a nivel pedagógico, asi como en cuanto a su divulgación del teatro en la colectividad. Ese trabajo se reflejó con la fundación del teatro de obreros que permaneció hasta los años 70. Ese grupo de pioneros criollos estuvo compuesto por escritores, directores y actores de teatro como Luies Peraza, Teofilo Leal quien en 1936 fue director de la escuela de Artes Escénicas y Danza en la que se incluyó la cátedra de historia del teatro dictada por Juan Oropeza. Escritores como Arturo Uslar Pietri, Guillermo Meneses, Andrés Eloy blanco, Victor Manuel Rivas, Rodolfo Quintero y Edgar Anzola entre otros intelectuales crearon la Sociedad de Amigos del Teatro en 1942. También se creó la Compañía (1936) Venezolana de Comedias. Fueron los miembros de esa compañía los que crearon el Teatro Obrero bajo el patrocinio estatal. Los más afamados derectores del momento fueron directores del Teatro del Pueblo. El repertorio se compuso no solo con los autores venezolanos sino que se presentaron las obras del repertorio teatral internacional. Ese grupo de pioneros criollos del arte escénico promovieron el teatro a todos los niveles sociales, desde los sindicatos obreros hasta el Ateneo de Cararas. Pero como señala Azparren Jiménez era un teatro que venía confrontando carencias estéticas en la realización de sus montajes por la falta de formación de los actores y directores que no estaban preparados profesionalmente. **  Azparren Jiménez dice en cuanto a la llegada de los nuevos pioneros lo siguiente:

“Cuando entre 1945 y 1949 se dieron los cambios más radicales, que transformarían sustancialmente la escena, había disposición para el cambio, gracias a la obra pionera de quienes asumieron en 1936 la tarea de hacer un   teatro diferente para la sociedad en ciernes. {…} Sin embargo, en esos años se hizo evidente y crítica una carencia casi definitiva, el desconocimiento del arte   de la puesta en escena con sus mejores innovaciones. Esta situación significaba   un sistema de producción teatral deficiente y graves limitaciones para la formación teatral, muy en particular para la de los actores, y para el conocimiento y la representación de la nueva dramaturgia mundial.” (122)

(Alberto de Paz y Mateos)

Como muy bien lo señalan Monasterios, Azparren Jimenez y Uribe Moreno aquellos pioneros del teatro moderno le trasmitierion a sus alumnos la importancia de la estética en el teatro al tiempo que los indujeron a hacer un teatro experimental de vanguardia en busca de nuevas expresiones estructurales y dramáticas en la escena nacional. Y para esa ensañanza no solo se valieron de lo pedagógico, de métodos de actuación, de teorías sobre la puesta en escena en cuanto a la dirección o la actuación estrictamente, sino que usaron como directores lo más reciente y actualizado del acontecer del teatro mundial para sus realizaciones escénicas. Permítanme este ejemplo: Alberto de Paz y Mateos, llegó de España en 1945 y fundó el teatro experimental en el Liceo Fermín Toro, pero además reanudó su labor como director teatral en el que dirigió sus montajes con una visión escenofráfica moderna. Entre esas obras se cuentan estas venezolanas que dirigió en un festival, Chou Gil de Arturo Uslar Pietry en la que trabajó como actríz Juana Sujo y Abigail de Andrés Eloy Blanco.  Uribe comenta: que Paz y Mateo en “Todos sus montajes introdujo conceptos nuevos con respecto a la escenografia, la iluminación y otros detalles plásticos”.

(Teatro Nacional de Venezuela)

La llegada de Jesús Gómez Obregón, mexicano, en el 1945 significó un gran aporte a la actividad teatral porque si de Paz y Mateo influyó en la puesta en escena, Gómez Obregón lo hizo en cuando a la dirección y la actuación. Él construyó y dirigió lo que se podría llamar la primera escuela teatral del teatro moderno venezolano. Góméz Obregón vino invitado para dictar un curso de capacitación teatral con la técnica de Stanislavsky, pero ese curso al poco tiempo se transformó en una escuala de teatro. Él formó una vasta generación, como comenta Azparren Jiménez, de docentes y directores que se extendió a todo lo ancho del paíz. Gómez Obregon supo trasmitirle a sus alumnos la importancia de formar nuevos valores en el acontecer teatral.

(Juana Juno)

Juana Sujo, argentina, vino contratada para actuar en una película pero se quedó y en 1950 fundó el “Estudio DramáticoJuana Sujo”  en el Museo de Bellas Artes que luego se convirtió en la “Escuela Nacional de Arte Escénico”. En el campo profesional se destacó como empresaria al fundar el Teatro Independiente Los Caobos en donde estrenó obras de autores venezolanos, así como la puesta en escena de la dramaturgia mundial. Su labor más detacado fue el de padagoga al formar actores.**

Horacio Peterson como los anteriores pioneros del teatro moderno en nuestro país lo primero que hizo fue crear escuelas teatrales para formar actores, además de escribir y dirigir. Fue el director oficial del teatro del Ateneo de Caracas por largo tiempo y director del Teatro del Pueblo. Peterson se caracterizó por llevar a escena los más destacados autores del teatro mundial tanto en el Ateneo de Caracas como en el Teatro del Pueblo. Autores como Eugene O´Neil, Federico Garcia Lorga, Paul Claudel, Tennessee William, Albert Camus entre otros, al mismo tiempo que montó las obras de autores venezolanos. Peterson le dio a sus montajes al igual que lo hizo de Paz y Mateo el toque de vanguardia. Sus montajes contaron en muchos casos con la colaboración de Paz y Mateos, de Guillermo Zabaleta y Ariel Severino como escenógrafos, que dicho sea de paso, también fueron pioneros en el arte de la escenografia. Entre las obras dirigidas por Peterson se cuentan Calígula, Marat Sade, La brujas de Salem, Escenas callejeras, y Fuente Ovejuna entre otras.

(Romeo Costea)

Romeo Costea, de origen frances, fue el último de ese primer grupo de pioneros del teatro moderno que llegó en 1953. Cuando Romeo como cariñosamente se le llamaba, llegó a Venezuela traía un alto bagaje de conocimientos y triunfos adquiridos por su dedicación al teatro en Francia. Trabajó con el mimo Marcel Marceau y en la comedia francesa . Como sus antecesores también se preocupó por la formación de nuevos actores al fundar una escuela de teatro y el Grupo de Teatro Compás. Otra labor de Costea fue la de  divulgar a los clásicos, en particular a los autores franceses y también a los dramaturgos del teatro del absurdo. Autores como Jean Genet, Edward Albee y Moliere fueron llevados a las tablas dirigidos por Costea. Sus montajes también fueron concebidos con una visión vanguardista y experimental.*****

Los otros tres pioneros del teatro contemporáneo en Venezuela llegaron a finales del 60. Ugo Ulive en 1967 invitado por el Nuevo Grupo; Carlos Giménez 1969 y Juan Carlos Gené 1975 -1993.

(Ugo Ulive)

La labor de Ugo Ulive fue la de mostrar un alto dominio de la dirección y puesta en escena como director, además de su faceta como autor teatral y director de cine. Fue ganador del Primio municipal de teatro y Premio nacional de teatro; con su obra TO3 ganó el Premio Municipal de Teatro en 1975. También adaptó obras de Shakespeare y H. Ibsen. Entre sus obras dirigidas se cuentan: La tigresa de Marray, Cuento del zoológico de Edward Albee, El regreso al hogar de Harold Pinter, Black comedy de Peter Schaffer, Las criadas de Jean Genet, Recuerdos de Tulipa de Manuel Reguera Saumel entre muchas otras del repertorio latinoamericana e internacional.

(Carlos Giménez)

Carlos Giménez, argentino. La labor de Giménez en el teatro venezolano se puede  analizar desde dos perspectivas: la proeyección del teatro venezolano a nivel mundial y la realizada como director de teatro. Cuando Giménez inició su trayectoria en el teatro criollo ya la generación posterior a los primeros pioneros del teatro moderno habían venido dando sus frutos no solo a nivel pedagógico sino además a nivel de promoción y divulgación del teatro nacional. Los festivales de teatro venezolano se habían hecho costumbre, lo mismo que los festivales regionales de teatro. Al mismo tiempo se habían venido presentando compañias del teatro y personalidades del teatro mundial en nuestros teatros: el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, en el Teatro Municipal, el Nacional, el Ateneo de Caracas y en el interior del país. Como ejemplo podríamos mencionar la presentación de la ópera china del teatro chino y las tragedias griegas por compañias griegas, actores como Marcel Marceau y Victorio Gassman, compañias del teatro argentino, chileno y mexicano entre otras compañias del teatro internacional.

Pero la labor de Giménez fue la de proyectar a nivel mundial como dijimos antes, el teatro criollo. En primer lugar con la realización de festivales internacionales en Caracas en el que se presentarón las mejores compañias del teatro internacional con lo más relevante en cuanto al teatro experimental, estético y la puesta en escena . Esos festivales fueron acompañados de conferencias, exposiciones teatrales, talleres de teatro, proyectos teatrales en discusión, etc. etc. La otra fase de Giménez fue la de director de escena con el grupo Rajatablas en la que realizó extraordinarios montajes. Su dirección se caracterizó por la distribución y utilización del espacio escénico en la que los actores jugaban el papel  no solo como intérpretes,  sino además como elemento escenográfico, acompañados por una rica utilización de la iluminación y el sonido. La obras montadas por Giménez en su mayoria no utilizaron sino elementos escenográgricos porque el desplazamiento de los actores jugaba un papel primordial. Recordamos la puesta en escena de García Lorca. El teatro Rajatablas bajo la dirección de Giménez representó al teatro venezolano a nivel mundial.

(Juan Carlis Gené)

El último pionero llegado a nuestro país fue Juan Carlos Gené, argentino. Gené se preocupó por la enseñanza teatral. Creó el Grupo actoral 80 y su labor pedagógica fue importante para la formación de nuevas generaciones de actores. Su participación en el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (Celcit) creada en Caracas en 1975  fue clave. También en la dirección teatral mostró sus habilidades creativas en sus puestas en escena. Recordamos su montaje del Día que me quieras de José Ignacio Cabrujas.

He querido dar una pequeña visión de lo que aquel joven encontró en el acontecer teatral de su país.

R.P.C.

03-25-2019

:

* A. E. Uribe Moreno. EL ESPECTADOR venezolano: … Domingo 16 de septiembre de 2017. elespectadorvenezolano.blogspot.com

** Azparren Giménez, Lenardo. EL TEATRO EN VENEZUELA Ensayos históricos. Colección Trópico ALFADIL EDICIONES. GENTE DE TEATRO. 1ra. Edición: octubre 1997. Caracas 1050 / Venezuela.

*** Lic. Sonia E. Verenzuela T. VENEZUELA E HISTORIA, martes, 12 de Julio de 2016

**** Lic. Sonia E. Verenzuela T. VENEZUELA E HISTORIA. Viernes, 13 de julio de 2017. ROMEO COSTEA.

– Venezuelahistoria.blogspot..com/2017/01/romeo-costae.html

– CENTRO DE DOCUMENTACIÓN VIRTUAL DEL TEATRO VENEZOLANO. EL TEATRO VENEZOLANO DEL 1946 A 1993. Cdvteve.ve.tripod.com/teatrovenezolano/id11html

http://venezuelaehistoria.blogspot.com/2016/07/juana-sujovolsky-juana-sujo.html

https://ateneodecaracas.wordpress.com/historia-del-ateneo=1958-1982/

Rodríguez B. Orlando. La enseñanza teatral en Venezuela. SPRING 1988

file:///C:/Documents%20and%20Settings/

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.