Frances Farmer: figura incomprendida desde sus comienzos

FRANCES FARMER: FIGURA INCOMPRENDIDA DESDE  SUS COMIENZOS por Manolo García Oliva 

Tal vez fue una figura incomprendida, desde los inicios de su vida, tal es la historia de la destacada actriz France Farmer, que a pesar de sus 16 títulos realizados entre 1936 a 1958, dejó una estela de luz y talento el séptimo arte en ese período de tiempo.

Frances Elena Farmer, vio la luz un 19 de septiembre de 1913, en Seattle, Washington y desde muy temprana edad mostró sus inclinaciones a las artes escénicas y a la escritura, razón que le hizo acreedora del galardón de honor de un concurso literario en 1931, organizado por el periódico de izquierdas The Voice of Action y que llevaba por título “Good Dies”, y en el que mostraba sin tapujos y muy fehacientemente sus ideas de que era atea.

El premio ganado por Frances, venía acompañado de un viaje a la Unión Soviética para poder ver el pionero Teatro de Arte de Moscú, y que ella aceptó de inmediato a pesar de la fuerte oposición de su madre. Dicho interés fomentó se sobremanera los rumores que además de atea era comunista.

 

Regresando de Moscú, hizo una parada obligatoria en Nueva York, con la idea de comenzar una carrera de actriz teatral en Broadway, pero para su suerte un cazatalentos del estudio Paramount Pictures la descubre y le extiende un contrato de siete años, contrayendo matrimonio casi de inmediato con el actor Leif Erickson.

Frances, realizó una meteórica carrera a partir de 1936, donde alternó junto a nombres como los de Joel McCrea, Edgar Arnald, Fred McMurray, Cary Grant, Ray Milland, Oskar Homolka, Jon Hall, Victor McLaglen, John Garfield, Pat O’Birien, John Barrymore, Robert Stack, Susan Hayward, Tyrone Power, concluyendo con su última aparición en la pantalla en 1958, junto a Mark Damon, Bobby Driscoll y Connie Stevens en “The Party Crashers”.

La vida de la Farmer estuvo repleta de innumerables escándalos e incidentes, como el de conducir ebria en varias ocasiones, violencia física contra compañeros de labor en el estudio, y agresión agraviada contra policías y el juez durante las audiencias llevadas a cabo ante el tribunal por tales hechos. Posteriormente la corte dictaminó ingresarla en un hospital psiquiátrico de la ciudad de Los Ángeles, donde se le diagnosticó psicosis maniaco-depresiva y más tarde esquizofrenia paranoica, donde se le aplicaron inyecciones de insulina y permaneciendo recluida por nueve meses hasta que escapó del centro.

De nuevo regresó a Seattle a casa de sus padres, pero los altercados con su madre eras inaguantables y en sucesión, y tras agresiones físicas a su progenitora, fue recluida durante tres meses en un hospital del estado de Washington, recibiendo un férreo tratamiento a base de electroshocks.

A los 32 años Frances Farmer, volvió a la misma institución médica, donde permaneció cinco años y donde rumores que nunca fueron confirmados, de le practicó una lobotomía y fue violada en varias ocasiones.

La actriz regresó a las apariciones televisivas interviniendo en: Playhouse 90, Matinee Theatre, Studio One, The Ed Sullivan Show, This is Your Life y tuvo su propio espacio, Frances Farmer Presents entre 1958-1964; contrajo matrimonio en dos ocasiones más con Alfred H. Lobley (1954) y Leland C. Mikesell, ambas acabando en divorcio. En 1982, el director Graeme Clifford, dirigió “Frances”, película biográfica, supuestamente verídica y llena de errores y de mucha ficción, eso si, con las contundentes actuaciones de Jessica Lange, Kim Stanley y Sam Shepard, donde las labores de Lange y Stanley, fueron premiadas con sendas nominaciones al Oscar.

Frances Farmer, falleció a la edad de 56 años el 1 de agosto de 1970, y sus restos descansan en Oakland Memorial Gardens, de Fishers, Indiana.  

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.