García Oliva; Doris Day: un recuerdo por siempre

DORIS DAY: un recuerdo por siempre

por Manolo García Oliva

Crecimos con su música, canciones y películas, fue y seguirá siendo nuestra eterna diva, al igual que Marilyn Monroe.

Nacida dentro del seno de una familia de clase media en Cincinnati, en el estado de Ohio un 3 de abril de 1922. Doris Mary Ann Kappelhoff era de ascendencia alemana y sus padres se divorciaron cuando ella contaba solo unos pocos años.

Sus comienzos profesionales los hizo en la radio llegando la fama en la década de 1940 junto a vocalistas de la talla de Dinah Shore, Billie Holiday, Patti Page y Sarah Vaugham, en la modalidad de música pop tradicional y jazz. En 1939 inicia su carrera musical formando parte de lo que se conocía en la época como las “Big Bands” y lanza su primer sencillo y éxito: “Sentimental Journey”, que alcanzó el primer lugar de popularidad en el Billboard Hot 100.

Doris, quien se mudó a Hollywood persiguiendo una carrera como bailarina, vio truncados sus sueños al sufrir un aparatoso accidente de tráfico y más tarde decide incursionar  en el medio musical.

Ya casi a finales de los años cuarenta, Doris comienza a hacer audiciones para el cine y hace su debut en 1948 en “Romance on the High Seas”, dirigida por el mítico Michael Curtiz y compartiendo cartel con Jack Carson y Patti Page. Despues de este inicio vinieron casi 40 títulos que la situaron en la cima de su popularidad, nunca sin olvidar sus 30 álbumes de música y la serie de televisión que grabó a partir de 1968 por cinco temporadas para la CBS “The Doris Day Show”.

(Doris con su amigo de siempre Rock Hudson, en la exitosa Pillow Talk 1959.)

Alternó con nombres del calibre y tan emblemáticos como: Kirk Douglas, Gordon MacRae, Howard Keel, Frank Sinatra, James Stewart, Rex Harrison, James Cagney, Richard Widmark, Clark Gable, David Niven, Louis Jourdan, Cary Grant, nunca sin olvidar las tres que rodó a su amigo de toda una vida, Rock Hudson (“Pillow Talk” 1959, nominación al Óscar; “Lover Come Back”, 1961; y “Send Me No Florwers”, 1964); que convirtieron a ambos en verdaderos garantes de la taquilla y los más populares actores de esos años.

(El Thriller de Alfred Hitchcock, The Man Who Knew To Much, le ganó un Óscar a Doris a la mejor canción de 1956.)

Su labor cinematográfica estuvo en manos de verdaderos maestros de la dirección destacando Alfred Hitchcock, a cuyas órdenes rodó “The Man Who Knew Too Much”, y donde interpretó el tema “Que Sera, Sera”, que ganó el Óscar a la mejor canción de 1956, segunda ocasión que Doris obtenía un premio de la Academia, ya que en 1953 también lo ganó por “Secret Love”, de la cinta “Calamity Jane”.

(Otro Thriller donde Doris Day lució sus dotes dramáticas fue Julie, 1956 junto a Louis Jourdan.)

Durante su extensa carrera Doris Day aparte de su nominación al Óscar fue postulada en cinco ocasiones al Globo de Oro y ganadora del premio Cecil B. DeMille, Premio Salón de la Fama de los Grammy en 1998 y 2011, Premio Grammy a la carrera artística 2007 y 2008 y la Medalla Presidencial de la Libertad en 2008, otorgada por el presidente George W, Bush.

Como dato curioso, diremos que a la muerte de su tercer esposo Martin Melcher, Doris descubrió que este había dilapidado toda su fortuna, dejándola en la quiebra. La actriz demandó a Jerry Rosenthal socio de su marido por posible estafa y ganando esta, haciéndole pagar la  suma de 20 millones de dólares.

Doris Day falleció el 13 de mayo de 2019 a los 97 años provocada por una grave neumonía.

(Por Manolo García Oliva)

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.