Victoria Abril: de arenga negacionista a pedir perdón

VICTORIA ABRIL: DE ARENGA NEGACIONISTA A PEDIR PERDÓN    Por Manolo García Oliva
         

La actriz Victoria Abril, una de los más prominentes nombres de la cinematografía española, quien reside en París desde hace varios años y quien alega que tuvo que buscar nuevas fuentes de trabajo en la Ciudad Luz, porque los directores españoles habían olvidado su nombre y no le llamaban a filmar, armó la de San Quintín el jueves pasado a su llegada a Madrid, unos días antes de celebrarse una nueva edición de los Premios Feroz (la octava), y antesala de los Premios Goya de la Academia Española de Cine.

Victoria, sin pelos en la lengua con una actitud negacionista efectuó  una disertación donde arremetió contra las vacunas, el uso de las mascarillas, el distanciamiento social y el coronavirus.

Victoria Abril sin cubrirse la boca y en un espacio cerrado y por supuesto sin ventilación y con público que le rodeaba declaraba: “Esto no es covid es un corona circo y no me importa que me tachen de negacionista”.

A lo que agregó: “Somos cobayas (roedor semejante al conejo y utilizado en pruebas biológicos), las vacunas son experimentos sin probar que nos meten rápido y desde que nos vacunan hay más casos positivos”. Concluyendo: El pelo no me lo corto hasta que me devuelvan mis libertades; el miedo te impide vivir, peor que perder la vida es perder la razón de vivir, basta ya”.

Los Premios Feroz son conferidos por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE), y Victoria fue seleccionada para recibir el Premio Feroz de Honor. Después de estas sonadas declaraciones, los directivos de dicha institución no titubearon ni un instante de desligarse de los planteamientos tan descabellados de la protagonista de “Amantes” y “¡Átame!”, películas claves en su filmografía dirigidas por Vicente Aranda y Pedro Almodóvar.

Una compañera de labores durante la década de los años 80 y 90 de Victoria, Loles León le salió de inmediato al paso respondiendo al discurso negacionista y declarando:Es una ignorante, ni el paso de los años le quitan la tontería”.

Vino el día de la premiación y el actor Jorge Sanz, compañero de reparto en varias películas junto a la actriz, fue el encargado de hacer la presentación de rigor destacando en sus palabras que siempre “Te creerás su personaje, haga lo que haga, ya que Victoria es única, insustituible y distinta a todo lo demás…una gran diva”.

La Abril que había informado a los directivos de los premios, que no participaría en la alfombra roja, porque no iba a usar la mascarilla ni en el desfile ni en el escenario del Teatro Coliseum; ya sola ante la audiencia y tratando de calmar los ánimos, por las declaraciones tan polémicas de unos días antes dijo al aceptar el galardón dijo: “Siento mucho y pido disculpas, si en la rueda de prensa, hablando sin filtros de los vivos, he ofendido a los que han perdido a sus seres queridos. Os juro que no ha sido mi intención. Para mí, todas la vidas cuentan, creedme por favor”, pidió la actriz. Agradeciendo a la organización de los Feroz y agregando: “Aunque no pensemos lo mismo sobre algunos temas, hemos sido capaces de discrepar sin violencia, además sentimos el mismo amor por el cine, que es lo que nos une”.

(Este cronista durante el coctel del Spanish Institute en 1990, de la película de Almodóvar, ¡Átame!, junto a Loles León, Victoria Abril y Rossy de Palma.)

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.