“Dos damas de nuestra comunidad” por Rómulo Páez

DOS DAMAS DE NUESTRA COMUNIDAD

Por Rómulo Páez

Hoy se me ha ocurrido hablar de dos mujeres que vienen trabajando cada una a su manera para la comunidad. Una llegó a Nueva York en la década de los 80 y la otra empezando la década de los 90. A la primera la trajeron sus padres cuando niña  porque ellos se vinieron a vivir a la gran manzana y había realizado los estudios primarios, pero la segunda, cuando vino era una joven idealista y se vino sola y dispuesta a continuar sus estudios de ciencia en la universidad, por supuesto respaldada por sus familiares. Quizás, ¿Quién sabe? ¡a lo mejor! En sus primeros años de vida en la gran  manzana estas dos damas no se imaginaron que terminarían haciendo lo que hoy realizan con tanto cariño, un positivo trabajo comunitario.

(Mariel Escalante en sesión de tutoría)

Los nombres de ellas son Mariel Escalante y Yini A. Rodriguez Díaz (los nombres están escritos por orden alfabético). Rodríguez nació en la República Dominicana y Escalante en la República de México. Sus vivencias en Nueva York, sus observaciones a los medios sociales del que han sido testigo a lo largo de su residencia en esta capital, y por supuesto, por su sensibilidad y temperamento de mujeres preocupadas por las condiciones de vida de sus comunidades, las inspiró en algún momento a dedicarse al trabajo comunal. Ambas han venido trabajando aparentemente por diferentes caminos, Rodríguez se ha dedicado más a la promoción y producción de actividades culturales a nivel universitario y a la participación en organizaciones culturales. Escalante por su parte lo ha venido haciendo a través de la promoción de la importancia de la lectura desde la temprana edad en las bibliotecas, centros comunitarios y organizaciones culturales que la invitan.

(Yini A. Rodríguez)

Rodríguez cuenta que después de su decisión a dedicarse a estudiar en serio, se le fueron abriendo las parspectivas y comenzó a preguntarse o más bien a buscar la forma para integrarse a las actividades que a nivel universitario empezó a conocer;  así fue como empezó a participar en los eventos culturales de la universidad, de organizaciones culturales comunitarias y a asistir a los eventos donde fue invitada por amigos. Por su parte Escalante que viene de una tradición familiar en la que sus tías la habían guiado por la lectura, lo primero que hizo al tener a sus hijos, para continuar la tradición familiar fue leerle cuentos. Ella los llevaba a las bibliotecas, librerías, a los museos, parques o a cualquier lugar en donde se promocionaran eventos infantiles, y por supuesto, en la que se destacara la lectura. Luego al tener contacto con otros niños compañeros de sus hijos, ella les empezó a leer cuentos al igual que como lo venía haciendo con sus hijos, y se fue involucrando en las actividades de lectura que se realizaban o creando algunas veces la actividad en la comunidad..

Algo que caracteriza a estas dos mujeres es su sentido del optimismo y de la solidaridad. Su empuje emocional para lograr sus objetivos y su capacidad para enrollarse en nuevos proyectos  para sacarlos adelante. Otra cualidad con que cuentan es su magnetismo para motivarnos a participar en sus planes o eventos. Desde que conozco a Rodríguez no ha habido un solo momento en que me haya encontrado o visto en alguna parte y no me haya invitado para alguna actividad cultural, y lo mismo puedo decir con Escalante, siempre que nos vemos tiene algo importante en el cual puedo participar. Gracias a las dos, aunque como les he dicho no es solo conmigo, esa es su estrategia para para captar cómplices como suele decir Escalante.

A Rodríguez la conocí en Lehman College cuando yo estudiaba mi licenciatura en literatura española. A invitación del profesor Piña Rosales comencé a participar en las reuniones del Sigma Delta Pí y ahí por primera vez vi a mi amiga que era miembro de la directiva. Con ella me fui enterando de las diversas organizaciones y actividades estudianteles de Lehman. Porque ella no solo proponía actividades para el Sigma sino que se encargaba de promocionar a todos los eventos con los cuales ella se encontraba involucrada con el objeto de hacernos participar en ellos. A Escalante la conocí por intermedio de Rodríguez también en el Lehman College y en un festival de libros en donde leyó uno de los cuentos traducido del inglés al español por ella. Poco a poco fuí descubriendo sus preocupaciones y su interés para contribuir a la superación intelectual de los habitantes humildes de nuestras comunidades neoyorkinas. A medida que fui asistiendo a círculos de  lectura en donde ella leía para los niños. Por invitación de ella he asistido a circulós de lectura no solo para niños sino también para adultos. Actualmente trabaja para una organizacón sin fines de lucro en donde dirige circulos de lectura una vez por semana para personas de la tercera edad en el cual, por invitación de ella tengo el grato placer de participar.

Ambas escriben. No podía faltar en ellas esa inquietud y forma de expresión por la que los seres humanos nos expresamos desde el fondo de nuestros instintos y sentidos. Sus escrituras están concebidas desde sus vivencias particulares y tienen puntos de referencias y estilos diferentes. En Rodríguez la escritura es una especie de catarsis. Ella habla de sus necesidades, dolores, inquietudes, frustraciones e ideales. Tiene un libro publicado, “Crónica de la mariposa”, tiene un blog en el que también publica sus crónicas, ha publicado en la revista “Los bárbaros” editado por Ulises González y suele hacerlo por Facebook. Escalante por el contrario es traductora del inglés al español, tiene varios libros infantiles traducidos del inglés al español, uno de ellos es “El increíble, sorprendente violín  que se encogía”, historia de Thornton Cline e ilustración de Susan Oliver. Escalante en su escritura lo que busca es recrear y presentar sus experiencias vivenciales en donde se esmera por describir lo bonito, lo alegre y agradable de esas experiencias. Algunas de sus narraciones están publicadas en colecciones como en “Voces con Eco y Esperanzas Desesperadas Desperate Hope”. Writing From  NY Writers Coalition’s Workshop AT Mano A Mano. Como escritora se siente comprometida con la literatura infantil y juvenil y lo que escribe es, podríamos llamarlo literatura infantil – pedagógica aunque lleva implícito la recreación como deben ser los textos para niños. En la actualidad trabaja con un libro infantil que piensa publicar este año, en una traducción y por invitación de Rodríguez en un proyecto para ayudar en la lectura del español a los niños en Lehman College los miércoles de 6 P.M. a 7:30 P.M.

Otra característica de estas dos damas es el de buscar a través de las redes sociales y de las instituciones privadas o públicas alternativas que les permitan conectarse directamente con las comunidades humildes que en muchos casos no tienen acceso a esos medios sea por falta de conocimiento, por su poca capacidad económica o por falta de medios de comunicación. Por ejemplo, Rodríguez en la actualidad esta trabajando con un proyecto para ayudar a los niños en su pueblo natal, en la República Dominicana, ella ha creado una Fundación  YARD FUNDATION en la que su ideal es poder construir una edificación en la que se le ofrezcan a los niños la enseñanza de conocimientos sobre las artes, desde la música, el teatro, la pintura, la escritura, etc. etc. Así mismo en cada oportunidad que se le ofrece colabora bien sea buscando apoyo económico o apoyo logístico para la realización de actividades en Lehman College. Talleres de teatro, presentación de libros, talleres para niños de lectura y talleres de aprendizaje para las mujeres.

Escalante desde sus inicios se ha preocupado por contribuir como trabajadora voluntaria en las organizaciones que tienen programas culturales para la comunidad. Como un dato curioso se puede mencionar que tiene más de 7 años trabajando, y creo que es cofundadora, en la Libreria Comunitaria WORD UP  situada en el 2113 Amsterdam Ave. ahí ella semanalmente dirige un círculo de lectura para los niños en el que participan directamente los padres. Lo interesante de ese círculo de lectura es que no solo asisten padres que solo hablan el inglés y el español sino que pertenecen a otras nacionalidades con diferentes lenguajes. También tiene un blog por Facebook con carácter pedagógico “Pininos: Educación Preescolar/Primaria Bilingüe”. Con el objetivo de ayudar a los padres con sus hijos por medio de artículos, intercambios de opinión e información entre los usuarios, material pedagógico etc. etc.. Está al día con la situación social y política de su patria, como muestra está el de haber hecho una recolección de libros para donarlos a una institución mexicana para los niños de pocos recursos económicos.

(“Axoloti Reading Time” Ilustración: Jaziel Martínez, es perfil de la página de Blog de “Pininos: Educación Preescolar/Primaria Bilingüe” en Facebook)

He de aclarar que así como estas dos mujeres se han dedicado a dar su granito de arena para contribuir a que los sectores humildes de nuestras comunidades salgan a delante, tamnién existen muchas otras que lo han venido haciendo, y otras que están incorporándose al trabajo social al haber tomado consciencia de que como mujeres tienen el deber de ayudar a sus congéneres. Algunas han escrito sobre sus experiencias con el abuso doméstico, otras para hablar de los sistemas educativos, sobre la situación social por la que atraviesan sus comunidades, y en fin, para hablar de la variada complejidad social que nuestra sociedad acarrea.

¡Gracias a todas esas mujeres!!!

R.P.C.

22-02-2019

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.