“Los serios desafíos de la comedia” por Rosa Velázquez

            “Los serios desafíos de la comedia” por Rosa Velázquez

La comedia: un asunto serio” de Pablo García Gámez es un análisis evaluativo de la comedia a través de la revisión de los elementos que caracterizan a este género teatral: definición, logros y proyección para la puesta en escena de la comedia, que incluye la preparación, la disciplina, la actuación de los actores y, por supuesto, los serios desafíos que trae consigo el dedicarse al teatro. A la vez que evalúa y presenta sugerencias para impulsar el teatro hispano en la ciudad de Nueva York desde una perspectiva humana, social y educativa. El premiado dramaturgo comparte sus preocupaciones sobre el teatro durante su participación en el Tercer Festival de Comedias TEBA donde  reafirma su fidelidad y compromiso teatral. Desde el inicio de su presentación, atrae la atención lo “paradójico” del título con el que da inicio su lectura sobre la comedia y la seriedad de ésta, debido a que los teatreros  tienen que lidiar con todo el proceso de preparación que implica el montaje de la comedia: ensayos y vivencias fuera y dentro del teatro que todo actor/actriz y espectador experimenta. En otras palabras, a pesar de las vicisitudes que vive el/la comediante hay un ser humano capaz de hacer reír al público porque “para reír de verdad, usted debe ser capaz de llevar su dolor, ¡y jugar con él!” (Chaplin) “La comedia: un asunto serio” nos concientiza sobre todos los desafíos que tiene que enfrentar el teatro en su lucha por realizar y mantener obras teatrales conectadas a la realidad personal y social de la comunidad hispana.

En este revelador recorrido tras la seriedad de la comedia atrae la atención el gran trabajo técnico y actoral que requiere la producción y el montaje de una comedia  que  pueda lograr según Pablo el objetivo de poder esbozar sonrisas y arrancar carcajadascon personajes que muestren el mundo, aunque sea por un rato, de modo que divierta al espectador”. Haciendo alusión a un teatro enraizado en  las vivencias personales e inquietudes sociales de la comunidad hispana en general. Además, hay que tener en cuenta los grandes beneficios terapéuticos del humor para el cuerpo, mente y espíritu. El/La  entrenado/da  actor/actriz  se transmuta en un personaje al que tiene que darle vida con su cuerpo y voz para poder personificar la historia. Esta ejecución teatral final es el resultado de un proceso de aprendizaje y adiestramiento. El aprendizaje en el teatro no se acaba nunca: es el reto de la escena”, enfatiza Pablo G. Gámez durante su presentación en el festival de comedias TEBA. En ese espacio hace un llamado a la necesidad urgente de iniciar un diálogo en vías a desarrollar nuevas estrategias que atraigan público al teatro. Según lo expresó el Maestro  Federico García Lorca: “Me parece absurdo imaginar que el arte pueda desligarse de la vida social… El teatro es la poesía que sale del libro y se hace humana. Y al hacerse, habla y grita, llora y se desespera”. (Palabra de Lorca) Como vemos a través de la historia del teatro han surgido preocupaciones y sugerencias en cuanto a su función como expresión artística y sus objetivos. Tal  como lo  señala el dramaturgo García Gámez cuando hace hincapié en la necesidad de desarrollar un plan para atraer más público de la comunidad hispana al  teatro. No sólo para llenar los teatros sino para lograr el objetivo principal que es la integración de todos movidos por una misma misión social y educativa.

El ensayo del dramaturgo enfoca los serios desafíos  de la comedia en nuestra comunidad hispana donde ésta transita de un modo casi invisible. Por eso expresa de un modo urgente: Es necesario conocer lo que hemos alcanzado y de qué maneras lo hemos hecho puesto que así se posibilita el diálogo que a su vez permite compartir visiones”Esto incluye a la comedia y al drama, aunque Pablo le acredita mejor suerte a la comedia, porque ésta “tiene el poder de arrancar carcajadas”. Comprensible, porque la medicina reconoce que el reír a carcajadas  beneficia nuestra salud y nos ayuda a enfrentar la vida con buen humor. ¡Es la mejor terapia porque ayuda al buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo! Como se dice popularmente: “La risa es un remedio infalible”.  

El equipo teatral enfrenta  situaciones desafiantes, retos que pueden repercutir en su vida personal, laboral y  artística. En el caso del comediante además tiene que enfrentar el gran reto de salir airoso de su actuación humorística, debe provocar la risa espontánea de los espectadores que vienen a aliviarse de sus problemas mediante una buena dosis de risas. Él/Ella con sus destrezas actorales debe transformarse en un personaje que a través de la voz y el cuerpo  provoque en los espectadores el “morirse de la risa”. ¡Es el curador del alma, de cualquier dolor que aqueje al espectador! En ocasiones, se convierte en “el payaso que ríe por fuera y llora por dentro” porque la función debe continuar…

La comedia: un asunto seriode Pablo García Gámez es una crítica constructiva de la comedia vista a través de la situación actual del teatro hispano en la ciudad de Nueva York. Señala que la comedia debe estar libre de todo tipo de estereotipos sociales, culturales, raciales, sexuales… Y por lo tanto, enfatizó la necesidad urgente de  una estrategia que  atraiga al público hispano en general. Podemos afirmar que por encima de los desafíos económicos que enfrenta el teatro, sobrevivirá, porque es un arte no sólo para divertir sino para producir esos chispazos de gran creatividad  y humanidad  con la risa en su trono cobijándonos.  

¡Bendita sea la comedia por la bondad de la risa! 

¡Mis Respetos y Felicitaciones Maestro Pablo G. Gámez!  

                                             Rosa Velázquez/ Septiembre 2019

Rosa Velázquez es profesora jubilada de Lenguas y Literatura en el Colegio Eugenio María de Hostos/CUNY donde, desde 1989, se dedica a promoción de actividades culturales. Es creadora de la Casa Galería Ángelus (1999), donde presentó a dos maestros del pincel: Ángelo Romano y Pedro Yaya.
Participa en activamente en Hostos: El Caribe al compás de Puerto Rico, dedicada a Tite Curet Alonso (2000); Hostos: un educador y una institución; Hablan las fotos: la historia de Hostos en blanco y negro (2001), fotografías de la lucha del Colegio Hostos, (1968-1989); Colores, imágenes y sensaciones: Voces femeninas caribeñas, publicado en La Revista de Siempre de Nueva York (2002); Sexta Conferencia de escritoras del Caribe (2004) organizada por la Provost Daisy Cocco De Filippis.
Colaboró con GAP durante la semana de orgullo Gay (2005). En la celebración del IV centenario del Quijote de la Mancha (2005) escribe la semblanza “Don Quijote en el arte naif de Ángelo Romano”; fue curadora de la exposición “El Quijote en mis fantasías”. En el 2006 escribe “Con güiro, panderetas y tambores hasta que amanezca”.
En el 2009 se presentó a Pedro Julio Serrano portavoz de Puerto Rico para todos: Issues on Homosexual Rights.
En el 2010 reseñó “Siempre se olvida algo” de Virgilio Piñera, dirigida por Ángel Morales. En Cuba se publicó en “Mujeres como islas” sobre la poesía de Myrna Nieves (2011). Desde su jubilación en el 2016 realiza un sinnúmero de actividades.

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.