Navedo: sobre “La golondrina” en Festival D2

“LA GOLONDRINA”, FAENA CON BRIO Y PROFESIÓN por Carlos Navedo 

De Guillem de Clua. Con Soledad López y Josean Ortiz. Ambientación, Néstor Carrillo. Regidor de escena, Luis Ponce. Productor ejecutivo, Josean Ortiz para Latinx Performance Ensemble. Dirección general, Luis Caballero. Estrenada dentro del marco del Festival D2 de FenixUSANY.

La golondrina”, es una pieza que va en crescendo de forma medida por los requerimientos de la trama. Con muy buen ritmo y desarrollo preciso, el texto de Guillem de Clua tiene gran contenido dramático, yendo en ascenso hasta tocar el infinito por el intenso dolor que emana de lo más profundo de sus entrañas dramáticas.

De Clua con más de una docena piezas teatrales, es un joven escritor que se ha destacado por ser además de un trotamundos, una destacada voz en España además de ejercer influencia a favor del colectivo LGTB. Vivió por algún tiempo en Nueva York donde estrena “El sabor de las cenizas”, en Repertorio Español, teatro que a partir del día 14 presentará su pieza “Smiley”.

La golondrina”, es escrita bajo la impresión de la masacre de la discoteca Pulse de Orlando, Florida, ocurrida el 12 de junio de 2016 y donde medio centenar de personas perdieron la vida y otras 50 resultaron heridas y narra la confesión de la condición de homosexual de un muchacho (fallecido en el atentado), a través de una carta escrita ese mismo día y entregada a su pareja horas antes del atentado para que este la entregara a su madre y donde él le confiesa a ella su condición de gay.

El elenco de “La golondrina”, cuenta con un binomio de actores que logran superlativamente un trabajo grandioso. Habiendo conocido por años la sólida trayectoria profesional de Soledad López y nunca poniendo en duda cuando esta primera actriz española acomete un reto y se centra en una nueva propuesta, aseveramos y reiteramos el disfrute que presenciamos con Soledad al tomar las riendas del mejor papel de su carrera artística.

En su carácter de Amelia la taciturna maestra de piano negada a ver la realidad que tenía ante sus ojos, con el aporte de su brío y fibra dramática, Soledad López nos hizo sentir muy hondo y conmover y hasta llegar a las lágrimas. Este adusto y frio ser  se transforma en uno lleno de transiciones, cuyos recuerdos traen más a flor de piel su dolor y desesperación.

La visita de un extraño personaje que con la excusa de tomar clases de vocalización llega a su casa, es el punto neurálgico del contenido de “La golondrina”, y es aquí donde se desarrolla por completo la trama de la pieza de Guillem de Clua. Josean Ortiz, actor de altos vuelos por muchos años, vuelve a lucirse  con un relevante trabajo interpretativo. Su Ramón aporta innumerables matices a la producción donde también la emoción va de la mano del de su compañera de reparto. Un trabajo de gran intensidad interna.

Luis Caballero, un gran maestro de la escena y director de grandes lides, nos presenta un trabajo profundo y con mucha calidad escénica. Él logra a cabalidad el ofrecernos una labor depurada y de mucha calidad. En escasas ocasiones se logra un trabajo de tanta cohesión, entre reparto y dirección, por eso “La golondrina”, es algo exquisito y que debe volver a nuestra escena pronto.

Para finalizar no se nos ocurre nada más que agregar el consabido

¡Bravo! para tres artistas de postín: Soledad, Josean y Luis.

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.