Aciertos de Edú en Festival del Comisionado

 

image

image

Una de las cartas de triunfo de EDÚ en su espectáculo “Las 1001 noches – Historias de amor en el corredor de la muerte” presentado en el marco del VI Festival de Teatro Hispano del Comisionado por la compañía Anacaona Theater, fue el presentarnos una faceta desconocida de varias actrices de nuestro ambiente, ver actrices de la talla de MARÍA COTTO y ANA LORENA MEJIA, acompañadas de ALTAGRACIA FRÍAS y JANELIS RAMÍREZ demostrar sus dotes de bailarinas y en este caso bailarinas de danzas hindúes, dejó a más de uno con la boca abierta y la quijada en el piso. Las chicas al ser actrices no sólo se desplazaban sino que caracterizaban su interpretación cabalmente. Un aparte para María Cotto,  que por cierto, debe definir por cuál nombre artístico debemos reconocerla, con su interpretación de Morgiana, “botó la bola y estilló el bate”, en su primera aparición semi-enmascarada, se apoderó en cuerpo y alma del escenario encantando no sólo a la audiencia sino también a sus compañeros en escena. Por otra parte Janelis, que debe decidir que apellido usar como artista, hizo llorar a más de uno con su interpretación  dantesca de Lilith. Otra gran carta de triunfo fue el poner a debutar en el escenario a LILLIAN REYES y a LARISSA SANTIAGO. A los que conocemos a ERIKA REYES, cada vez que veíamos a Lillian en escena creíamos que era Erika, hasta que descubrimos que es que son hermanas, y aunque no gemelas, si bastante parecidas sobretodo en la distancia del escenario a la platea. La nueva Reyes lució en todo momento muy concentrada y logró imponer su interpretación, será recordada por su ingenua y refrescante interpretación de Eva.

image  image

LARISSA SANTIAGO dejó sentado que tiene presencia y talento para las tablas. La destacada modelo comercial y de pasarela dejó entrever sus dotes histriónicos que incluye danza y coreografía. En “La danza de Shezadi”, en la cual también fungió como coreografa, nos conmovió transmitiéndonos el alma de la propuesta escénica – el abuso en la mujer- creemos debe continuar mejorando su dicción y parafraseo que sabemos se está preparando en ello. Junto a Larissa, vimos a una de las integrantes originales de Anacaona Theater, JULISSA MIRANDA, que interpretando la policía correccional se lució bastante, especialmente por sus comentarios jocosos, la única queja que de ella tenemos es esa manía de estar mirando hacia techo, ya que nos distraía. Dudamos ello haya sido indicación del director como también estamos seguros que esas pausas y lentitud en algunas partes del diálogo de estas dos actrices hayan sido elementos del montaje. Un gran acierto fue entregarle el personaje de Rachideddín al joven fotógrafo y bailarín JORGE REYES a quien no conocimos de inmediato gracias al magistral maquillaje diseñado y aplicado por Janelis que fue la encargada del maquillaje de la producción, que con excepción del sobre maquillaje de la presa y su guardia es otra victoria de Edú haberla seleccionado a ella para esta tarea. El maquillaje en general fue de primera, la Janelis Ramírez hizo un magistral trabajo. Las coreografías diseñadas colectivamente entre Kristin Amezquita, Florence Nadar, S. Lalitha Cosme, Randy Montalvo, PJ MacAlpine, Edú, y Larissa Santiago, fueron novedosas e imponentes. El cuerpo de baile compuesto por S. Lalitha Cosme, Marcella Doniza, Amado Marte, Leonel Carrasco, Dionicio Paredes Hernández, Jorge Reyes, Mario Anthony Mercado Santana, María Cotto y Randy Montalvo, en realidad fueron los que marcaron la historia y estuvieron espectaculares. Un aparte para MARCELLA DONIZA que se lució e interpretó sus danzas con toda la pasión que requiere este arte milenario. Esa chica sencillamente nació para enloquecernos con sus danzas, especie de Salomé moderna. Entregarle la responsabilidad del vestuario a las jóvenes actrices ; Erika Reyes y Janelis Ramírez pudo ser un gran riesgo, pero Edú sabía el valor y tesón de estas dos actrices y le confió el vestuario. Las dos diseñaron y confeccionaron para toda la producción. Ellas hicieron del vestuario una poderosa arma que casi se robaba el protagonismo de la historia. Corte, material, y color fueron combinados a la mejor tradición hindú y muy a tono con la temática y atmósfera de las distintas escenas. Felicitamos a JANNETTE MATEO, productora de esta propuesta y presidenta-fundadora de Anacaona Theater, por su gran acierto de poner a Edú a dirigir la propuesta, el chico salió muy airoso en su maga dirección. Por otra parte le pedimos a Mateo que deje de preguntarle a los presentes “¿Te gustó?” eso le quita profesionalismo y se presta a que le mientan.

image

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.