Ilka Tanya Payán: a los 25 años de su partida

      “ILKA TANYA PAYÁN; A LOS 25 AÑOS DE SU PARTIDA” por Manolo García Oliva

Fue, mi cómplice, mi colaboradora, mi abogada, mi camarada en cuanta empresa deseábamos emprender en conjunto…mi amiga incondicional, nos referimos a Ilka Tanya Payán, a  quien queremos rendir un profundo y sentido homenaje con motivo de su partida terrenal (y que para muchos incluyéndonos, sigue muy presente entre nosotros); hace un cuarto de siglo.

(1971-“El pagador de promesas”, estreno, Ilka Tanya Payán y Manolo García Oliva se encuentran por primera vez.)

Nacida el 7 de enero de 1943, miembro de una familia numerosa, emigró a los Estados Unidos siendo una adolescente, residenciándose permanentemente en la ciudad de Nueva York.

Su amor e inclinación hacia el teatro, la conduce a tomar clases de actuación en el Erick Santamaría Drama Studio, donde conoce a otra de nuestras prominentes figuras de nuestra escena local, Eduardo Corbé y quien conjuntamente a Andrés Nóbregas, fundando el grupo teatral Repertorio VII.

Es precisamente Corbe, quien la moldea con su impecable técnica teatral y la hace debutar en la obra de Jean-Paul Sartre, “La prostituta respetuosa”, en 1969.

Fue en ese momento donde Ilka, pensó tirar la toalla, al haber recibido una mala crítica sobre su labor, en la obra de Sartre.

Pero me sobrepuse, y seguí adelante, perfeccionándome y puliendo todo mi potencial histriónico, y acepté el reto de hacer “El búho y la gatita”, en 1970, hasta que llegó, el papel que me situaría en la mira del público y de mis colegas del teatro de Nueva York: ‘El pagador de promesas’, de Alfredo Dias Gomes, estrenada en 1971, por el emergente grupo teatral A.D.A.L”.

(1971.- “Crónica de Howard Thompson”, en The New York Times, 9 de mayo.)

El pagador…” fue un vehículo indispensable en la carrera de Ilka, y que le proporcionaría su primer premio ACE, como mejor actriz del año. Después fue un maratón de obra tras obra: 1971, “El sí de las niñas”, Greenwich Mews Spanish Theatre; “Las criadas” y “Pínchame con tenedor”, Repertorio VII; 1972, “La casa de Bernarda Alba”, para INTAR. En 1973, Duo Teatro requiere de sus servicios para “Francesco, vida y milagros de los Cenci”, mientras que Repertorio Español la utiliza en “Bodas de sangre” y “El efecto de los rayos gamma sobre las caléndulas”, ambas junto a la eximia actriz Carmen Montejo, y una tercera producción, “Electra Garrigó”.

La experiencia y nombre de Ilka trascienden, y es contratada para grabar un especial de televisión de la obra Edgar Neville, “El baile”, junto a Raúl Dávila y Gonzalo Madurga, con patrocinio de la New York Telephone y transmitido por WNYU Canal 47.

Duo Teatro vuelve a utilizarla en 1974, en “La ramera de la cueva”, mientras que el Teatro Rodante Puertorriqueño, la presenta en dos de sus producciones: “El pagador de promesas” y “Al final de la calle”. “Espectáculo Valle Inclán”, de INTAR, cierra este exitoso año, y la cual le vale su segundo premio ACE, como actriz en una producción que Juan Guerra.

El dinamismo e inquietud de Ilka Tanya Payán le llevan a un periplo por muchas plazas de  la geografía, funda la Hispanic Organization of Latin Actors HOLA, la cual instauró en 1999 el HOLA Ilka Award de Humanitarismo; se recibe de abogada en ley migratoria en 1981, también contrae segundas nupcias con Gilberto Reyes, unión que solo duraría unos pocos años. En 1984 regresa al teatro el cual no había abandonado del todo, para ganarse su tercer premio ACE, por su actuación en “Inquisición” para el TRPR, a la cual siguió “Las lágrimas amargas de Petra Von Kant” para el mismo grupo y su inolvidable caracterización de “La señorita Margarita”, la cual hizo un recorrido por varias plazas llevándola en 1991 a la Habana, Cuba.

(“Las lágrimas amargas de Petra Von Kant”)

Sus muchos logros artisitcos, hicieron de Ilka Tanya Payán y figura muy mereceroda de innumerables galardones tales como la medalla de honor por su activismo conferida por el presidente Dominicano, Joaquin Balaguer, miembro de la comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York así como el Ilka Tanya Payán Theatre del Times Square Arts Center, el Ilka Tanya Payán Park, de Broadway y calles 156 y 157 y por último la compañía teatral de planta del Comisionado Dominicano de Cultura que lleva su nombre.

(Genvieve Gazón)

En este tributo, solo nos queda por recordar su indispensable y vital personalidad…un beso a su tesoro más preciado en vida su hija Gigi y a la no menos querida hermana Mavra.

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.