“Kidnap Road”, un exitoso triángulo teatral

Desde que entramos a la sala, gracias a la impresionante escenografía de JUSTIN TOWNSEND, y las luces de MICHAEL MCGEE, entramos al cosmos creado por ELENA ARAOZ para exponer la historia de CATHERINE FILLOUX. Con una exquisita poética, Filloux aborda y borda los seis años de secuestro por los que pasó la candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt a manos de la FARC y a pesar del programa recalcar que la historia presentada es “imaginaria” el manejo de la narrativa y la interpretación de sus protagonistas es tan intensa que uno lo pone en duda.

La pieza presentada en inglés con esporádicas expresiones en español y francés está tan bien dirigida que si le quitamos el diálogo, de igual forma, la entenderíamos. Araox dirigió muy acertadamente y le sacó a sus actores lo máximo. Filloux adentra con precisión en la psiquis del secuestrado y del secuestrador y sus intérpretes KIMBER RIDDLE como Woman y MARCO ANTONIO RODRÍGUEZ como Man, dieron el todo por el todo para lograrlo. Riddle maneja los estados emocionales de su personaje con una impresionante soltura y su relación con cada personaje es tan diferente y convincente que hace más real la interpretación de su compañero escénico.

Todos los personajes con los que comparte Riddle son interpretados con mucha maestría por Marco Antonio Rodríguez quien, como por arte de magia, nos da ternura, pasión o agresividad en cada uno de sus personajes, desdoblándose con mucho tesón y rapidez, algunos con escasos intervalos de tiempo, que nos hace recordar a Sally Field en “Sybil”. Física y emocionalmente Rodríguez maneja cada personaje hasta el más abstracto; “God”. Dicho sea de paso, las escenas entre Woman y God son ricas en palabras y verbo, esa imagen de Dios columpiándose en el mundo de los secuestrados y sus secuestradores es uno de los mejores aciertos del texto, dirección e interpretación. En definitiva “KIDNAP ROAD” es fenomenal, es de esas pocas propuestas donde la historia, la dirección y la interpretación escénica están tan bien fundidas y sincronizadas que no se pueden desligar, es el triángulo perfecto soñado por cualquier productor. Felicidades a LaMama Theater por traernos esta exquisita producción “Kidnap Road” con la que reafirman que siguen siendo la catedral del teatro experimental de Nueva York. Se estará presentando hasta el 14 de mayo con funciones de jueves a sábados a las 7:30pm, domingos a las 2pm. Más info y reservas al (646) 430-5374 www,lamama.org

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.