Sexualmente hablando a carcajada limpia

Con una fluida adaptación y dirección del joven productor JOYCE ROY, cobró vida “Sexualmente hablando” de SANTIAGO SERRANO en la Sala Teatro Rafael Villalona del Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos. Con un público que gozó a cabalidad la propuesta escénica de Roy, llena de ritmo, sensualidad y mucha picardía, la historia de Serrano que explora el poder de las relaciones sexuales, sus mitos y tabúes, en las relaciones heterosexuales estuvo muy buen interpretada por sus protagonistas quienes impartieron toda su carisma y gracia escénica a los deliciosos personajes de esta comedia romántica, fresca, divertida y muy actual. Roy no pudo haber seleccionado mejores protagonistas para su propuesta; LUMY LIZARDO con su interpretación de Luisa (Giselle Cristal), una mujer madura, cantante, actriz de doblajes eróticos, sexualmente activa y que se niega a aceptar su edad y la pérdida de un joven amante, demostró nuevamente porque es considerada una de las artistas más completas de la República Dominicana. No solo le impartió a Luisa el glamor que demandaba el personaje entre lo plástico y lo real contundente sino que la interpretó cabalmente dejando el cuerpo y alma en escena. Su histrionismo quedó sentado cuando cuenta la historia de su muñeca Claudia, su compañera de infancia, Lizardo no solo nos llevó a ver la muñeca también la vimos como esa niña y su angustia y desesperación nos conmovió, solamente con mucha magia se logra mover al público de la carcajada al llanto y de este regresar a la carcajada y a Lumy Lizardo le sobra magia. ERNESTO BÁEZ, le dio vida a Marcos, el recepcionista del hotel donde se está hospedando la protagonista, hace una década que es viudo y lo acompaña una eterna soledad que también es temática de la pieza. Báez, un actor con una voz que solo nos resta añadirle que es una de las voces más privilegiadas del entorno escénico del Caribe, logró hacer de Marcos un personaje muy moderado y templado, con una impecable dicción lanzaba el discurso escénico con una fuerza y un carisma tan elocuente que aún cerrando los ojos lo veríamos. A un personaje que bien pudo dedicarse a “cucas monas” le dio una envidiable naturalidad, Bravo señor Báez, nos has dado cátedra en el difícil arte de hacer comedia. SOLANYI GÓMEZ, dejó sentado, y para la historia, que no hay personajes pequeños, con su corta interpretación como la camarera del hotel, Malena, una chica reprimida que se ha mantenido virgen bajo el mantra “soy de cemento” y que vive enamorada del recepcionista, se impuso en prácticamente los cinco minutos, por no contar ni añadir segundos, que duró su interpretación. Con un natural salero, Solanyi, se bandeo por la escena jugando con la supuesta inocencia del personaje que está a punto de explotar ante los deseos carnales. Gómez nos demostró que todo personaje en escena tiene una razón y motivo por estar en ella, que son partes esenciales en la historia como en la vida misma. La escenografía, maquillaje, vestuario, luces y sonidos ayudaron a la perfecta sincronización de la puesta en escena. Felicitamos a Producciones Joyce Roy y LumyNarias Productions por este acertado éxito. ¡Hasta la próxima, con “disculpa a la persona de usted”!

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.