Fallece Olivia de Havilland

FALLECE OLIVIA DE HAVILLAND,  ÍCONO DEL HOLLYWOOD DEL AYER por Manolo García Oliva

(Una esplendorosa Olivia en los comienzos de su carrera)

Olivia de Havilland fue la hija primogénita del matrimonio compuesto por Walter Augustus de Havilland y Lilian Augusta Ruse y nacida el 1 de julio de 1916 en Tokio, Japón. Su hermana Joan Fontaine, fue también actriz nacida en el mismo país, y fallecida en 2013 a la edad de 96 años. El matrimonio de sus padres no funcionó y decidieron dejar su país de residencia tomado un barco de regreso a Gran Bretaña. Debido a una enfermedad inesperada de ambas niñas, Lilian decide quedarse en Saratoga, California y el padre se regresa a Tokio con su ama de llaves japonesa quien se convierte en su segunda esposa.

Después de unos primeros años de adaptación y de un nuevo matrimonio para Lilian con George Milan Fontaine, las jóvenes comenzaron sus estudios dramáticos alentadas por su madre, que ayudaba a la economía de la casa, impartiendo clases de arte dramático a jóvenes aspirantes a la profesión actoral,

Fue Olivia la primera de ambas hermanas en obtener el reconocimiento del público y la crítica, en primer término por el respaldo incondicional de la madre, su hija favorita, y quien llegó hasta prohibirle a Joan el de utilizar el apellido de Havilland  relegándola a solo poder usar el de su padrastro; además por el contrato de siete años que ella había firmado con el estudio dirigido Jack Warner, donde Oliva desarrolla una respetable carrera y con nada más y nada menos que siete largometrajes al lado del ídolo de moda: Errol Flynn, pasional galán del momento a quien hace rendir a sus pies con un romance épico.

Pero Olivia no se encontraba, contenta con los papeles que le otorgaba el estudio, quejándose de que los mejores se le otorgaban a Bette Davis, y solo sus súplicas antes los más altos ejecutivos de Warner, le conceden permiso para integrar uno de los cuatro estelares de “Lo que el viento se llevó”, título que le ganó su primera nominación al premio Oscar, como mejor actriz de reparto.

(En el papel de Melanie en “Lo que el viento se llevó” le estableció definitivamente en el cine)

LA LEY DE HAVILLAND

De regreso en su estudio, empieza una batalla entre ella y Jack Warner, rechazando todo papel que se le otorgaba, cosa que le produjo varias suspensiones de trabajo y paga. Ahí fue cuando decidió aliarse con su abogado y llevar su caso hasta los juzgados de la misma Corte Suprema de Justicia del estado de California, el caso que le ganó al estudio duró entre 1943 y 1946, incluyendo una apelación y la desestimación de este.

Todo el gremio actoral de aquellos años se benefició de esta ley que todavía es vigente, ya que al firmar nuevos contratos, estos contenían clausulas más ventajosas para ellos.

Después de una mala racha, Olivia recuperó el control de su carrera, el público no la olvidó, obtuvo tres nominaciones consecutivas al Oscar (“To Each His Own”, “The Heiress” y “The Snake Pit”), ganando por las dos primeras, además de todos los premios nacionales de la crítica especializada.

Después le fueron conferidos todos los premios más relevantes del mundo de las artes, por Gran Bretaña, Francia y los Estados Unidos.

Olivia de Havilland, partió hacia la eternidad, llevándose con ella todo el reconocimiento de la industria y de los amantes del séptimo arte, falleciendo mientras dormía en su casa de París, el pasado 25 de julio, junto a su hija Giséle Galante.

(Olivia con sus dos premios Oscar)

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.