IV parte y final de Heroínas de la zarzuela cubana

CUARTA PARTE Y FINAL –HEROINAS DE LA ZARZUELA CUBANA-LECUONA: ROSA LA CHINA”  Y “LOLA CRUZ”

  Por Manolo García Oliva                

(Esther Borja con el maestro Lecuona en Buenos Aires)

Solo unos días tuvieron que esperar los maestros Ernesto Lecuona y Gonzalo Roig para ver en el escenario del Teatro Martí dos heroínas de sus respectivos repertorios: “Rosa la China” (estreno a principios de marzo de 1932) y “Cecilia Valdés” (estreno 26 de marzo de 1932). Pero esto no resultaba una sorpresa, ya que dos de los titanes y mayores exponentes de la lírica cubana, se encontraban en mejor momento de su potencial creativo. Lo interesante es que una soprano de alta escuela, mexicana de nacimiento y afincada en la Isla, fuera la protagonista de dos de estos celebres personajes teatralescubanos: Elisa Altamirano. Nacida en 1907 emigró de su país con tan solo 12 años como bailarina con un tío suyo el prestigioso compositor y director de orquesta Miguel Lerdo de Tejada, llegando 2 años más tarde a La Habana, para actuar en una compañía de variedades musicales y al concluir estas actuaciones Elisa decide permanecer en la capital cubana.

(La soprano mexicana Elisa Altamirano tambi ém estrenó en La Habana, Rosa la China.)

Posteriormente Elisa Altamirano es contratada y se distingue en diferentes temporadas de variedades desde 1921 hasta principios de marzo de 1932, cuando el maestro Lecuona le selecciona para el papel titular de “Rosa la China”, junto a Miguel de Grandy, ese gran interprete lirico y actor de proyección internacional, Lolita Berrio, Candita Quintana, Federico Piñero y Alberto Garrido.

(Candita Quintana.)

EL LIBRETISTA Y LA SINOPSIS

El libreto Gustavo Sánchez Galarraga, inseparable colaborador de Lecuona, sitúa la acción en La Habana, en conocidos rincones como el Parque Maceo, el puente de La Lisa, la calle Vapor, y el patio de un solar de la época, de los que existían y aún existen en la actualidad.

Rosa, es la víctima esposa esclavizada, Dulzura el marido explotador, personaje solo hablado y José joven enamorado de Rosa, son los personajes centrales de la trama, salpicada con toques jocosos y tipicidad que tienen los caracteres de Greta y Preciosillo exponentes del teatro vernáculo cubano.

(Tomasita Núñez.)

“LOLA CRUZ”

El 13 de septiembre de 1935, Ernesto Lecuona vuelve a presentar otro gran título de excitante contenido: “Lola Cruz”, en el renombrado Teatro Auditorium (hoy Teatro AuditoriumAmadeo Rodán).

El Maestro, nuevamente vuelve a tener de libretista al destacado escritor Gustavo Sánchez Galarraga, nacido en la barriada del Cerro (cerca de mi casa), y con un elenco que incluía a Caridad Suárez, Miguel de Grandy, Tomasita Núñez, Esther Borja, Paco Lara y María Pardo.

Ese día seria memorable para el compositor de “Siempre en mi corazón”, porque tan solo el tiempo transcurrido en el ensayo general de “Lola Cruz”, compone en vals-canción “Damisela encantadora”, lo incluye como un cuadro que no tiene que ver con la trama de esta opereta-revista y hace debutar a una joven de 22 años, nombrada Esther Borja, hecho que la sitúa en el estrellato musical de Cuba, y quien hace de dicho temaalgo muy suyo toda su vida.

(1948-Monumento a Gustavo Sanchez Galarrag a Parque Tulipan, El Cerro, La Habana).

SINOPSIS

Una mujer de origen muy humilde, nacida en Matanzas, de nombre Dolores Cruz Vehil, quien se casa con un heredero azucarero, José María de Ximeno, viven en la opulencia, viene la bancarrota y ya viuda debió vender hasta los clavos, antes de regresar a la modesta vivienda de sus padres, donde residió hasta su fallecimiento en 1913.

“Lola Cruz”, resulta ser una historia de un amor imposible, cuajada de valses y melodías muy atractivas, siendo el pináculo de esta: “Damisela encantadora”.

(Teatro Auditorium-Amadeo Roldán.)

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.