“Rocío Jurado: La más grande” parte final de la serie “La copla española”

(Manolo García Oliva y Rocío Jurado en 1989, cuando ella recibió el Premio Extraordinario ACE por Distinción y Mérito.)

      TERCERA PARTE Y FINAL: LA COPLA ESPAÑOLA:
“ROCIO JURADO, LA MÁS GRANDE”   por Manolo García Oliva  

Hay cosas que suceden en la vida que no se esperan y que de cuyo resultado surje una amistad muy duradera y sólida, hasta el final de la vida.

Tal es el caso de nuestra perdurable relación desde que en 1973, por sugerencia de nuestro mentor y jefe, Carlos Barba gerente general del Canal 47 de esta ciudad, indicándome que me comunicara con Hugo Ferrer Arias, corresponsal del canal de Newark en Madrid, para una posible fiesta a celebrarse en la capital española en octubre de 1974, y posteriormente con Rocío Jurado, que en aquellos momentos comenzaba su apogeo artístico en La Madre Patria. Ahí dio comienzo todo y nuestro vínculo resultó imperecedero, ambos habíamos nacido bajo el signo de Virgo, ella el 18 de septiembre y este cronista el 16, nuestra relación sería perfecta.

(Rocío y Jovita García mi madre en el verano del 2005, durante una comida)

Sucedieron muchos encuentros, después de aquel pautado para octubre de 1974. Elche, Cádiz, Chipiona, Sevilla, New York, Alcalá de Henares, Miami, y el ultimo en su casa de La Moraleja, en las afueras de Madrid un año antes de su partida  de este mundo que la amó y se rindió a sus pies convirtiéndola en el título que ostenta hoy por hoy: LA MÁS GRANDE.

(Rocío Jurado, “La Más Grande”)

LA ARTISTA

Rocío Jurado, nació en Chipiona, Cádiz, en 1944, dentro de una familia humilde, hija de Fernando Mohedano, zapatero de profesión y Rosario Jurado, ama de casa y cantante aficionada de música española. El matrimonio procreó otros dos vástagos, Amador y Gloria.

Desde muy temprana edad, Rocío, comenzó a mostrar, fuertes inclinaciones a la música: copla, baladas, y todo aquel género que se le pusiera por delante. Con el fallecimiento de su padre a los 36 años de edad, la joven, no tuvo otra alternativa que sacar pecho, y decide viajar a Madrid, con su madre y una vieja amiga del pueblo, le presentó al maestro Manolo Caracol, quien le dio una mano pero su carrera no tomó fuerza realmente hasta que se topó con la cantaora Pastora Imperio.

Después de esto, lo demás es historia, un contrato que Pastora extiende como gerente del tablao a su cargo, “El Duende”. En esa sala despunta interpretando un repertorio mayormente de copla, género que se encontraba en aquellos instantes de capa caída, y que ella sacó a flote, por su temperamento, voz y cualidades escénicas. Siguieron  incursiones televisivas  como actriz en las series como “Curro Jiménez”, que dieron proyección e inicio en su categoría de estrella internacional, cosa que complementa al decidir inclinarse al repertorio melódico de la balada romántica, su impresionante vestuario, maquillaje y peluquería, todo al nivel europeo del momento, combinando la bata de cola con el atuendo de alta costura.

(1991 Entrega de Premios ACE Philharmonic Halla del Lincoln Center, Blanca Guerra, Rocío Jurado, Ernesto Alonso y Manolo García Oliva)

Incursionó en el cine, filmando siete películas, y varios especiales de televisión, más de 40 discos e infinidad de duetos.

Casó en primeras nupcias en 1976,  con Pedro Carrasco, campeón mundial de boxeo con quien procreó una hija  Rocíito Carrasco Mohedano, nuestra cara e inolvidable amiga y en segundas con el torero José Ortega Cano en 1995 en la finca Yerbabuena, ante 2,300 invitados.

Su última y fugaz reaparición fue en el programa de TVE titulado “Rocío…siempre”, donde alternó junto a Raphael, Mónica Naranjo, Paulina Rubio, David Bisbal y Chayanne. Rocío Jurado, falleció a los 61 años de edad, de cáncer de páncreas el 1 de junio del 2006.

(Junto a la actriz y bailarina La Polaca en Madrid, octubre de 1974, que marcó el primer encuentro de “La más grande” y este cronista)

Please like & share:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.